Vivimos momentos difíciles en la que todos miramos al mundo con ojos de miedo e incertidumbre, la subida de los precios, guerras que nos tocan muy de cerca, virus y enfermedades que todavía no sabemos controlar, fenómenos naturales como la sequía e inundaciones que no ayudan al crecimiento y sostenibilidad del planeta....

No debemos olvidar que dentro de todas estas situaciones somos unos privilegiados; pero que a nuestro alrededor hay mucha gente vulnerable que está luchando día a día por sobrevivir y encontrar un sitio en esta sociedad.

Con el lema de este año “EL MUNDO EN TUS MANOS”, Carumanda nos recuerda que este mundo, no puede cambiar él solo mientras miramos nuestros problemas; sino que está en nuestras manos el salir de nosotros mismos y ponernos en el lugar de los más desfavorecidos.

Durante este último año, nos hemos enfrentado a una dolorosa situación global, una pandemia que ha traído pérdidas en todos los ámbitos de la vida: social, laboral, personal….

El mundo ha sufrido y sufre empezando por los más vulnerables que han visto rotos sus sueños y sus vidas, mientras,  hemos estado mucho tiempo encerrados en nosotros mismos, sin ver ni siquiera a los de nuestro alrededor, a los que nos necesitan….

Esta situación de pandemia no sólo ha dejado circunstancias adversas y difíciles de afrontar sino que también nos ha enseñado a valorar lo afortunados que somos por simplemente vivir en un país con todas las necesidades cubiertas; también hemos experimentado que uniendo esfuerzos y compromisos de cada uno, se ha sacado la mejor cara solidaria de las personas.

Por eso este año queremos desde Carumanda animar a cada uno de nosotros a salir fuera y mostrar nuestros dones al servicio de quien los necesita, a comprometernos con nosotros mismos y con la sociedad para tener un mundo más humano y justo.

Con el lema de este año #desdelejosdesdecerca te invitamos a vivir un compromiso que da sentido a los pequeños gestos imperceptibles, a lo cotidiano, no hace falta irse muy lejos, #desdecerca puedes cambiar realidades sociales que te necesitan, puedes estar ahí.

La pobreza no es un problema de la crisis sino un problema del  modelo social.

Un año más organizamos la Operación Kilo con objeto de aportar los productos que comedores sociales de Burgos nos han informado que necesitan y no son proporcionados por otras entidades. La recogida tendrá lugar los días  15, 16 y 17 de Diciembre en el Colegio Sagrada Familia.

El mundo ha cambiado. ¿Cómo podemos ser solidarios con la gente que está lejos y cómo podemos ser solidarios con la gente que está cerca?

Esta situación no solo ha dejado circunstancias adversas y difíciles de afrontar; sino que también nos ha enseñado a valorar lo importante de esta vida y lo afortunados que somos de vivir en un país con todas las necesidades cubiertas, y ha despertado en muchas personas actitudes solidarias con aquellos que no han tenido esa suerte.

Un año más nos unimos a la campaña contra el hambre de Manos Unidas en esta ocasión con el lema: 

CONTAGIA SOLIDARIDAD PARA ACABAR CON EL HAMBRE.

Esta campaña nos habla de fortalecer a las comunidades, de dotar a las personas con mayores y mejores recursos para acceder a una alimentación sana, al agua y al saneamiento, a la educación, a la sanidad…Y, para eso, nada mejor que la solidaridad y el bien común, pues hacen posible que las comunidades afronten por sí mismas los problemas que viven.

Llevamos casi un año encarando la crisis sanitaria, social y económica que ha traído consigo la pandemia. ¿Cuáles hubieran sido las consecuencias si en España no hubiera habido un sistema sanitario, una red de solidaridad y compromiso ciudadano para ayudar a quienes les faltaba el alimento, un sistema educativo que sigue funcionando o unos subsidios que, mejor o peor, alivian la difícil situación de precariedad? De casi todo ello carecen las comunidades con las que trabajamos y, por eso, es urgente que una parte de nuestro esfuerzo se dirija a dotar a esas personas de medios para afrontar esta crisis.

Hoy, más que nunca, necesitamos que nos sigas apoyando. Por eso, y dadas las limitaciones de desplazamiento que vivimos este año queremos que vivas UNA CENA DEL HAMBRE DIFERENTE el 12 de febrero en todas nuestras casas.