La educación es un derecho fundamental y la herramienta que ofrece a niños y niñas una oportunidad de salir de la pobreza y un camino para alcanzar un futuro prometedor. Sin embargo, 244 millones de niños y jóvenes están sin escolarizar, 617 millones de niños y adolescentes no pueden leer ni tienen los conocimientos básicos de matemáticas.

En Carumanda, consideramos fundamental la educación como base para alcanzar estos objetivos, y necesitamos tu apoyo para lograrlo.

¡Únete a nosotros!

Durante la pandemia de COVID-19 más del 90% de los niños del mundo perdieron el acceso a las aulas y todavía vemos sus consecuencias. El mundo asiste a una oleada de conflictos violentos y un preocupante aumento de la intolerancia y la discriminación, que son un ataque contra la inclusión, la diversidad y los derechos humanos.

En periodo de crisis, es esencial garantizar la continuidad del aprendizaje, especialmente para los marginados, como herramienta que construya y sostenga la paz antes, durante y después de los conflictos

Entre los objetivos de desarrollo sostenible, el cuarto se refiere específicamente a la educación y se propone garantizarla de una forma inclusiva, equitativa y de calidad. Para alcanzarlo, se requiere la participación y la colaboración de todos los actores involucrados en el ámbito educativo, desde los gobiernos y las organizaciones internacionales, hasta las comunidades educativas, los docentes, los estudiantes y las familias.