El proyecto Encuentro lo llevan las hermanas Dominicas del Vicariato Apostólico de Puyo, que está en la zona central de la región amazónica Ecuatoriana. 

El proyecto se inicia en el año 2009, con el fin de acoger a niños y jóvenes en situaciones vulnerables que provienen sobre todo de hogares pobres y familias desestructuradas, o niños que han recibido maltrato y abandono.

Actualmente en el centro estudian más de 250 niños desde los 5 hasta los 18 años; en el que además de estudiar aprenden diferentes oficios que les servirán en un futuro.

El proyecto se ubica en una zona rural con escasos recursos y población empobrecida, principalmente dedicada a la agricultura y con un alto índice de analfabetismo.

El colegio de St. Francis Xavier se cuenta actualmente con 672 alumnos. Las instalaciones tienen importantes carencias estructurales. El tamaño no es el suficiente para el número de alumnos matriculados por lo que se ven obligados a dar clases al aire libre.

Con este proyecto el centro educativo dispondrá de instalaciones que garanticen la seguridad de los alumnos y una mejora de la calidad educativa. Además permitirá la implantación del Bachillerato en el centro y garantizar la educación gratuita a un mayor número de niños y jóvenes en la zona que no ha podido ser atendido en años anteriores capacitándolos para el acceso a estudios superiores.

El proyecto tiene un coste total de 39.393,89 euros de los cuales Carumanda pretende aportar 22.124,49 euros el resto se financiará con el aporte local.

 

 

En esta escuela reciben su educación 90 niños y niñas aproximadamente. El estado en el que se encuentran las instalaciones actuales no es el adecuado para garantizar la seguridad de los niños y una adecuada calidad educativa.

Además, las construcciones actuales no cumplen los requisitos para obtener el certificado de estabilidad del ministerio de trabajo, necesario para continuar con la actividad escolar.

La Escuela Kokkurani es uno de los esfuerzos pioneros para llevar la educación a las personas rurales necesitadas. Es el punto central y el único accesible para cerca de 15 aldeas de los alrededores y que permite que los niños no tengan que desplazarse más de 15 kilómetros

El proyecto tiene un coste total de 40.363,52 euros de los cuales Carumanda pretende aportar 27.890 euros el resto se financiará con el aporte local.

 

Con la construcción de estas aulas se pretende cubrir las necesidades educativas de los niños de familias del entorno, con escasos recursos económicos, colonos e indígenas dedicados principalmente a la agricultura y artesanía, pertenecientes a comunidades muy dispersas y con poca comunicación

El coste total del proyecto asciende a 41.202,96 €, Carumanda pretende aportar 29.532,16 € para la realización total del proyecto.